Apuntes fotografia basica

Lasarteproducciones.com

Afocost y Jerez Imagen (Empresa de gestión de cursos, seminarios y congresos de fotografía) se unen para llevar a cabo un curso de Post- Producción con Adobe Photoshop Lightroom, que será impartido por un gran profesional en esta materia -en el tratamiento digital de la fotografía-, Israel Luri, este domingo día 26 de abril, en la Escuela de Arte de Motril, en horario de mañana y tarde. El tío Yosef regenta el Café Budapest, un pintoresco local cercano a la ciudad vieja, donde coexisten judíos, árabes, occidentales… Un efímero oasis de armonía donde las notas del violín de Yechezkel no tardarán en dar paso al estruendo de los obuses Davidka, las bombas árabes, el odio y la destrucción. Después del éxito de El gusto del cloro” y En mis ojos”, llega el tercer álbum de su trilogía no oficial sobre el amor y el enamoramiento.

Esta serie recupera esas aventuras clásicas, desde la primera página del año 1971, con la presentación de Esther, Rita, Juanito, Carol, Doreen y todos los personajes que dan vida a la gran historia de Esther y su Mundo. La historia que conmovió a lectores de todo el mundo por su gótico cóctel de acción, drama, venganza, poesía y elementos sobrenaturales vuelve ahora en forma de volumen único.

Con un estilo narrativo elegante y sutil, Cosey presenta dos historias muy distintas, pero con un punto en común: las capacidad de establecer diferentes niveles de lectura y significado en aras de entregar un mensaje denso, pero siempre dentro de una narración fluida. Las únicas mujeres que lo miran como un ser humano son su madre y su tía, pero Tristan nota algo raro en su actitud hacia él, que se irá confirmando con los años.

LA JUVENTUD DE BLUEBERRY, BLUEBERRY y MARSHAL BLUEBERRY, un recorrido completo por la historia de los Estados Unidos de finales del siglo XIX, con la aparición de personajes históricos como Lincoln y Gerónimo el apache.

A pesar de las heridas de la vida, desgarrado por dentro y por fuera, Tristan lucha para imponerse en la sociedad. Después de Un poco de humo azul y del Vals del Gulag (Ediciones Glénat), Pellejero nos lleva con En carne viva a los barrios populares del París del final del siglo XIX, confirmando una vez más su inmenso talento. Mandrill - Llegó harto tarde, pero en fin para que no se la pierdan en DVD; mi crítica de Mandrill la última película de Ernesto Díaz.

El origen de la obra se sitúa en 1986, cuando el biólogo y reportero Lefèvre se integró en una expedición a Afganistán junto con un equipo de Médicos Sin Fronteras y volvió a París con gran cantidad de fotografías y negativos que quedaron apartados en un rincón tras publicar una selección de imágenes en las revistas para las que trabajaba. Guibert, que conectaba magníficamente con Lefèvre, le sugirió que este material dejado de lado podría ser aprovechable para contar la historia de la liberación” afgana.

Con este material, Guibert nos hace llegar una historia dura y sensible en la que el protagonista no es tanto el equipo de Médicos Sin Fronteras la guerra Afganistán, como la pulsión de Lefèvre por obtener la fotografía perfecta. En 2003 comenzó la publicación de su obra más premiada, El Fotógrafo, realizada en colaboración con el fotógrafo Didier Lefévre, que narra el trabajo de un grupo de Médicos Sin Fronteras en Afganistán.

Sus fotos se vendieron en todo el mundo y progresivamente Lefèvre fue adentrándose más y más en su verdadera vocación. El fotógrafo es una historia autobiográfica, el relato del fotógrafo profesional Didier Lefèvre y su viaje de ida y vuelta entre Pakistán a Afaganistán acompañando a una delegación de Médicos Sin Fronteras. Como decía, todo este periplo es una aventura única, y su serialización en tres tomos solo se entiende en base a las imposiciones del mercado, máxime cuando el primer tomo termina abruptamente cuando aún nos encontramos a mitad del camino de ida. En la primera página de estas páginas hay dos fotografías de la silueta del caballo.

Siendo también un ejercicio periodístico y un libro de viajes, El fotógrafo no tiene absolutamente nada que ver con ninguno de ellos, ni en su forma ni en su fondo. Lefèvre, en la primera página, cuenta cómo se despide de sus allegados en París y toma un avión hacia Pakistán. Sabemos que es fotógrafo y que realiza el viaje por motivos profesionales, pero en ningún momento trata de explicar justificar su viaje. Gran parte del mérito de esta narración anti efectista también corresponde a Guibert, que ha sido quien ha adaptado a los requerimientos del cómic la historia del fotógrafo, igual que en La guerra de Alan adaptaba la historia de un soldado.

Y de hecho, las muy abundantes fotografías que jalonan la obra son tanto la prueba de la veracidad de lo narrado como un mecanismo de desdramatización que nos recuerdan que esto no es una aventura de cómic, con sus giros, su intriga y sus emociones, sino una aventura a pesar de todo. Que de las 4.000 fotos realizadas durante este viaje solo se publicaron 6. Lefèvre murió en 2007, con tan solo 50 años, debido a una crisis cardíaca.

Si el fotógrafo ya está haciendo su comentario sobre el mundo cuando dispara su cámara, El fotógrafo hace su comentario sobre Afganistán y sus gentes poniéndolos ante nuestros ojos en viñetas y fotografías, sin juzgarlos pero sin maquillarlos. Durante el viaje, Lefèvre padeció una hinchazón en las encías, pero se guarda de decir (lo sabemos por los textos del fundamental epílogo, donde se comenta la suerte de algunos de los protagonistas de la aventura) que acabó perdiendo 14 dientes. Hacia el final de su viaje iniciático, como no podía ser menos, Lefèvre llega a estar al borde de la muerte.